Fábrica

Carretera del moral, km 3. C.P.
13260 Bolaños de Calatrava,
Ciudad Real

Tienda

Avda. de la Vereda, 116
13260 Bolaños de Calatrava
Ciudad Real
Tel. / Fax: 92 687 06 80
Móvil: 680 767 871


Proceso llevado a cabo para la elaboración del queso de LECHE CRUDA, con el cual conseguimos un inigualable sabor, lleno de matices, imposible de conseguir por medios artificiales, es nuestra seña de identidad que sólo la elaboración artesanal (denominación al queso fabricado con leche cruda) es capaz de conseguir. La leche de las más selectas ganaderías de El Campo de Calatrava, entre las que se encuentra la autóctona oveja manchega, es recogida en camiones isotermos y llega a la fábrica donde se traslada a tanques de frío, a la vez que se realiza un completo análisis.

El proceso continúa pasando la leche del tanque a la cuba, donde será calentada para más tarde añadir el cuajo para su transformación y fermentos para su higienización. La cuajada obtenida se somete a cortes sucesivos hasta conseguir pequeños granos similares a los de arroz. Se agita la masa y se recalienta, con objeto de facilitar la eliminación de la parte líquida, denominada suero. Una vez lista se introduce en moldes cilíndricos, que disponen de relieves para imprimir en las caras planas del queso la “la flor” y en la superficie lateral la “pleita”.



Una vez está la cuajada en los moldes, se la somete al prensado para facilitar la eliminación de suero del interior de la masa. Una vez desuerada y adquirida la forma cilíndrica se extrae del molde y es conducida al siguiente proceso, la salazón por inmersión. Se utiliza cloruro sódico, más conocido como sal y se mantienen alrededor de 24 horas. Las piezas de queso se mantienen en lugares con la humedad adecuada para eliminar el exceso de agua. A continuación son trasladados a cámaras con temperatura y humedad controladas, para facilitar su correcta maduración y conservación, como mínimo permanecerán 60 días para su comercialización, tiempo necesario para su proceso de fermentación, lo que nos garantiza la ausencia de riesgo en su consumo.




Para la fabricación del queso tierno es necesaria la pasteurización de la leche, que consiste en calentarla a 72 ªC, lo que nos garantiza toda ausencia de riesgo en su consumo, sin perder la calidad del producto, ni sus propiedades nutricionales. El resto del proceso de elaboración es exactamente igual al de leche cruda. Este tipo de queso se puede consumir al día siguiente de su fabricación.







Retour en haut